Las bondades de la osteopatía

La osteopatía, incluida dentro de las terapias alternativas, contempla la enfermedad y la salud como un sistema y no como una individualidad. O sea, que trabaja al cuerpo de forma integral, restableciendo desde la práctica manual el equilibrio de los órganos, el sistema mecánico y el sistema nervioso.

Esta práctica surgió a finales del siglo XIX, como alternativa a los métodos farmacéuticos considerados tóxicos y nocivos. Se desarrolló como teoría que plantea que corrigiendo la estructura ósea se favorecen todas las funciones del organismo y mejora el estado de salud general. A pesar de esto, y al desarrollo alcanzado en muchos países, la osteopatía está aún considerada como una pseudociencia.

 

¿Cuáles son las bondades de la osteopatía?

Tiene como principio el de mínima intervención. Su propósito fundamental es devolver el equilibrio al cuerpo, que el paciente se relaje, analizar el posible origen de su dolencia y estudiar la evolución. La osteopatía trata de fomentar la capacidad que tiene el organismo de cicatrizar sus heridas, sanar de procesos gripales o soldar fracturas.

Puede aplicarse a personas de cualquier edad, sexo y condición física. Como no constituye un método invasivo, no tiene contraindicaciones.

La osteopatía se indica para el alivio de los trastornos del aparato locomotor (dolores musculares, contracturas, ligamentos), del sistema respiratorio (tos, gripe, resfriados, bronquitis, sinusitis), trastornos digestivos (estreñimiento, gases), trastornos genito-urinarios (dolores menstruales), el estrés, la ansiedad, los dolores de cabeza y el insomnio, entre otros.

No cabe la menor duda de que su radio de acción es muy amplio, y que, como un todo, también abarca la parte emocional del paciente. Una dolencia física puede ser reflejo de un desequilibrio emocional.

Pero, como recomendación, debes acudir a un terapeuta licenciado, que te brinde confianza y comodidad. Y no creas que el osteópata lo puede solucionar todo, pero sí puede conducirte por un camino que quizás otros especialistas no han sabido recorrer y complementar un tratamiento médico.